Profesionales de la COPADEH entregaron oficialmente este viernes el Código de Ética interno al director ejecutivo de la Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos, doctor Ramiro Alejandro Contreras Escobar, durante un acto celebrado frente al edificio central de la Comisión. Previo al acto se dio un minuto de silencio, en solidaridad y luto por los migrantes guatemaltecos fallecidos en un accidente, el jueves pasado, en Chiapas, México.

En la actividad participaron autoridades del Comité de Ética, Recursos Humanos, DIDEH, DIDAC y DIFOPAZ, con la presencia del equipo de trabajadores de la institución, a quienes el director de COPADEH agradeció y reconoció el esfuerzo por la elaboración de esta nueva herramienta, que fortalecerá los valores internos y el respeto mutuo entre los empleados públicos.

Durante la presentación del Código de Ética, el doctor Contreras destacó que es importante fortalecer los valores en nuestra sociedad, y que más que iniciar desde casa, dando el ejemplo, como en otras instancias del Gobierno que impulsan la transparencia, la rendición de cuentas y un adecuado ambiente laboral de respeto y trabajo en equipo, con el afán principal de servir a los demás, que es nuestra principal misión.

“Valoro y comparto la iniciativa de la elaboración del Código Ética que hoy se presenta oficialmente, donde el fin primordial debe ser fortalecer el respeto mutuo, la empatía, la sinergia, la responsabilidad y la actitud positiva de todo el equipo de COPADEH por hacer cada día un mejor trabajo, los invito a caminar juntos por la transparencia”, enfatizó el director ejecutivo.

El Código de Ética de la COPADEH contiene valores y principios, su aplicación es obligatoria y regirá el actuar de los empleados.

Además, en el marco de conmemoración del Día de los Derechos Humanos, el director de la COPADEH reconoció la importante labor que realiza la Comisión como ente de cambio, para el desarrollo de una sociedad más integral e inclusiva, “en donde considero que la cultura de respeto a los derechos humanos debe inculcarse desde cualquier espacio social, como el hogar o el trabajo, ya que todos los seres humanos nacemos libres e iguales, en dignidad y derechos; un derecho esencial que consolida la ruta para cimentar la paz interna en los guatemaltecos”.

Impactos: 18